¿Vuelta al trabajo, vuelta al estrés?

Durante todo el año deseamos que lleguen las vacaciones, especialmente, las de verano. Pero cuando acaban, ¿en qué pensamos? ¿Cómo afrontamos la vuelta a la rutina? El fin de las vacaciones no tiene por qué asociarse a malestar.

Llega Septiembre, y con ello el fin de las vacaciones para la mayoría de las personas pero, ¿ello conlleva malestar? Para muchas de las personas la respuesta es afirmativa, incluso mencionan el síndrome postvacacional. No es raro encontrarnos síntomas de ansiedad e incluso de depresión por la vuelta al trabajo.

Pero podemos desarrollar cambios de actitud que nos ayuden a superar esta época de forma más eficaz.

Lo más importante es mantener una actitud positiva. Todo el año estamos pensando en las vacaciones que vendrán o en las pasadas. Antes de llegar el verano también sufrimos preocupaciones: ¿dónde voy a dejar a los niños? ¿tendré dinero para irme de vacaciones? ¿podré irme de vacaciones cuando y donde quiero? Son temas que también acaban estresando. Cuando al final conseguimos irnos de vacaciones, ¿cuántos días antes estamos pensando en la vuelta y en lo que nos espera?

Si nos paramos a reflexionar, nunca estamos satisfechos con el momento en el que estamos, porque nuestra mente está en el pasado (culpabilidad) o en el futuro (preocupaciones), pero no en el presente. Nuestro foco de atención está en aquellos aspectos negativos que nos preocupan. Este tipo de pensamientos nos impide disfrutar de lo que estamos viviendo en el momento actual.

Tenemos que entrenar nuestros pensamientos hacia los aspectos positivos del momento en el que estamos y aprender a controlar aquellos bucles de pensamientos negativos en los que muchas veces estamos sumergidos.

Esto lo podemos conseguir a través del Mindfulness. Este recurso nos aporta herramientas para dirigir nuestra vida de forma consciente y trabajar de forma más eficaz nuestras actitudes más negativas. Es decir, vivir más plenamente.

Esta habilidad se puede adquirir y así mejorar nuestra calidad de vida, incluso en la vuelta al trabajo.

Vive el aquí y ahora.

Leave a Reply

Your email address will not be published.