MEJORANDO NUESTRA CONFIANZA CON NOSOTROS MISMOS

Cuando hablamos de Autoestima pensamos que es una cualidad de las personas que se tiene o no se tiene; pues estamos equivocados ya que es una características de la persona que se adquiere, o que se pierde según las experiencias personales de cada uno y de la manera que afrontamos dichas situaciones.

Desde que somos muy pequeños vamos formando una idea de nosotros mismos, de si somos personas que merecemos la pena mediante el cariño y el afecto recibido de nuestros padres, que pasa a la adolescencia donde somos aceptados por nuestros amigos, y las experiencias de conseguir retos y pequeñas metas hace que adquiramos confianza. Pero cunado todo esto no se vive o se vive con dificultades, hace que sigamos buscando la aprobación de nuestros padres o amigos, y que busquemos afecto de forma desordenada para saber que merecemos la pena.

Ante experiencias negativas como una ruptura de pareja, quedarme en el paro, tomar decisiones con consecuencias negativas inesperadas hace que perdamos autoestima, pero también cuando nos criticamos por todo ello o nos culpabilizarnos por no haberlo conseguido. Esto hace que nos pongamos manos a la obra para volver a encontrar un equilibro conmigo mismo y recordarme que merezco  la pena. ¿Qué puedo hacer? Lo primero de todo aceptar que tenemos derecho a cometer errores, y que somos capaces de volver a empezar y volvernos a plantear un nuevo reto un poco más realista; aceptar también nuestras limitaciones y darnos cuenta de lo que hemos conseguido, por lo tanto de las cualidades y habilidades que tenemos. Dejar de criticarnos es una buena opción, pero también dedicarnos tiempo, rodearnos de gente y cuidar nuestro cuerpo y mente ayudará a sentirnos bien con nosotros, sin necesitar reconocimientos de los demás.img-bajautoestima

Leave a Reply

Your email address will not be published.